martes, 27 de diciembre de 2011

Agenda.




Apunto en mi agenda.
Semana Santa de 2012 : Camino de Santiago.

Que no se me olvide! Que no se me olvide!
Aunque cómo iba a olvidarme si es uno de los mejores momento de mi vida.


lunes, 19 de diciembre de 2011

Es la falta de sueños lo que me está matando.


Nunca he sido de llorar en público,
ni en privado,
ni en pareja,
pero todos somos igual de valientes en nuestra casa.

Me duelen los sueños que no tengo,
los paisajes,
los anhelos,
los objetivos que he perdido.
Los instantes de frustración,
las palabras de despedida,
las decisiones difíciles,
la falta de hombros,
el exceso de humanidad,
lo frío de las noches,
los monólogos interiores,
el camino lleno de hojas y ramas en el hoy que escribo esto.

Los músicos callejeros tocan las canciones a mi paso,
y a mi me espera una templada habitación de hotel.
Pero no la quiero.
No la quiero porque la acepto fingiendo una sonrisa,
la que no tengo,
la que me obligo a tener,
porque todos cambian sus prioridades y no me incluyen,
y yo las cambio, y no quiero incluirlos mas.
Aquí no hay nada que me ate,
y eso me aterra,
me aterra el chillar monótono de la mediocridad constante,
me aterra agarrarme otra vez a la falsa estabilidad,
de confundir sentimientos,
de querer repetirlos, revolcarlos y volverlos a vomitar.
De la bipolaridad constante y el enfado caprichoso con el mundo.

La del niño que ha perdido su globo, y desnuda su rostro a lágrima viva.
Y patalea, y estalla. Luego no era nada.
No quiero ser ese idiota con falta de carácter que sobra en las fiestas.
Que se preocupa por la opinión ajena.
Que no mira por la sencillez ni abraza lo simple de un sincero gracias.
No quiero ser ese monstruo estéril y estúpido.
En el que no puedes confiar, porque el no confía en si mismo por timidez,
y por falta de fé en si mismo y en su futuro.
Porque está hecho una mierda,
y ya no sabe ni como salir.

Empecé a escribir este blog porque no podía dormir,
pero es la falta de sueños lo que me mata por dentro.

viernes, 16 de diciembre de 2011

El increíble caso del hombre menguante.


Cuanto mas crezco, mas pequeño me hago.
Mas se aprisionan mis tendones, cartílagos, venas y órganos,
contra las paredes de la caja en la que me he metido,
sin saberlo.

Cuanto mas crezco, mas pequeño me hago.
Mis ideas llevan a otras mas suicidas aún,
y no concreto, no culmino, me quedo a medias.
No tienen aire para volar.

Cuanto mas crezco, mas pequeño me hago.
Y continuo bebiéndome mi propia autosuficiencia,
comiéndome mi confianza en el futuro.
Olvidando que solo hay futuro para los valientes,

-para los que quieren y saben salir de ahí-

Y para los que saben tomar decisiones difíciles,
y saben decir que no.



"Me interesa el futuro porque es dónde voy a pasar el resto de mi vida."
Woody Allen

viernes, 9 de diciembre de 2011

Noviembre rojo.



Fueron muchas noches tirados, muertos de la risa, en las sillas altas de El Junco,
noches llenas de canciones de los años 7o y Hendrix con tónica,
y de ver como mordías la pajita de cada copa y de la mía.

Luego te subías encima de mi con tu vestido, que siempre me parecía rojo,
y me explicabas como tus tacones me iban a guiar hasta los baños del Costello
dónde "- Nunca se sabe lo que va a pasar."

Sé que de haberte dicho que si la última vez , ahora no me sentiría tan solo escribiendo esto.
Pero jamás hubiese empezando a encontrarme, aunque aún no lo haya conseguido.

Jamás existieron mejores caderas para el Soul,
aunque me ayudaron a dejar de recordar, nunca podré olvidarlas.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Carreteras.





Sigo buscando carreteras,
secundarias, comarcales o de mala muerte.
Pero que me lleven a alguna parte, a algún lugar.

Así que apártame tus tetas de la cara esta noche,
que por mucho que quiera echar un polvo,
tu sudor no me lleva a ningún sitio.

Aún pienso que es mejor el vino que la cerveza,
mejora los besos en los labios que lo beben.
Y ni hablar de lo que viene después.




domingo, 23 de octubre de 2011

Con vistas desde el cristal.


Quiero que sientas, lo que yo siento,

y no tengo ni la mas remota idea de cómo hacerlo.

Porque cada vez que lo intento, me arrancas el corazón

para tocar una canción triste.

Yo que me bebería cada gota de viento por ti.

Y apagaría guerras enteras,

que quiero escalar a la cima mas alta de tu orgullo.

No tengo ni la mas remota idea de cómo hacerlo.

Y eso que conté hasta 10,000 horas.

Para volver a encender el teléfono y buscar tu número.

Y robé 100 millones de flores para ponértelas en tu pelo, y así arrancarte 101 millones de sonrisas.

Todo se queda en nada.

Porque no era nada.


jueves, 20 de octubre de 2011

Kilometros de camino.




Hay muchas cosas de tí que desconozco.
Tantas como ilusiones tengo contigo.
Ver el sol una mañana.
Arrancar las miles de mariposas enganchadas en tu pelo.
Fundir cada abrazo en un si sincero.
Contar un cuento en voz baja.
Casi tenue, casi susurro, casi latido.
Gritarnos y volvernos a hablar.
Tener mas que palabras.
Tu cuerpo, que me pierde en las intenciones del suspiro.

La letra de la cancion escribía siempre lo mismo : "The long and winding road."
Y no esperaba menos.
Las victorias que se paladean suaves, son a menudo las mas bellas.
Las carentes de discursos airados
Las vacias de arengas armadas.
Una guerra a 600 kilómetros de distancia.
Demoleremos todos los muros de la Giralda con cada incendio.

Y aun así.

No esperaré nada mas que lo que venga.

martes, 18 de octubre de 2011

De noche, y con fiebre.



Me sabe la boca a silencio y a derrota,
porque las estrellas que alumbraban las carreteras mas largas,
se están apagando, y con ellas su chispa, y su magia.
Se oscurece la que marcaba mi canto del gallo y mi aullar de luna,
mis pensamientos y mis fantasías desnudas.
Y me parece tan tarde.
tan tarde.
tan tarde.
Que no sé si es buena idea seguir apostando,
agarrarme a un cometa suicida y acompañarte.

lunes, 17 de octubre de 2011

Fin del viaje.

Me quedo con la sensación de las pequeñas cosas.
Esa que te invade cuando menos lo esperas.
Que no entiende de distancias.
Ni de promesas.
Ni de futuros plausibles ni concretos.
Solo de fé, de fé en que las tendrás.
De querer, y llegar a poder, nada más.
Las preguntas que me hice, y las despedidas en las que pensé
se desintegran con una caricia, que demuestra mas que el mundo entero.
Un mundo del que vale cada una de sus palabras,
por honestas,
adorables,
atrevidas,
y sinceras
Quien soy yo para pensar en el mañana,
si tan siquiera te esperaba hoy
Quien soy para pensar en el será,
si es lo que me vale, cuando es para siempre.

Good Feeling


Spotify:


Cada palabra que suspiró por su boca, se deshizo gaseosa,
plana, como si el tiempo que, a pesar de los cambios en los dos, los hubiese marcado para nunca volverse a encontrar.
El destino, que había cruzado su mirada detrás de cada palabra de amor, de odio, de celos, de terribles circunstancias, de violentas ganas soñarse el uno al otro, los volvía a apuñalar con el lapiz con el que escribieron jamás en sus carnéts de identidad.
Encontrándose perdidos, y apunto de recibir la última estocada, pronunciaron un te quiero que duró tanto como el vacío que dejaron en la cama,en la que solo quedaron escombros y sombras de nada.
- Deberías saber que nunca olvidaré tu sonrisa riéndose de mi.
- Nunca me reí de tí, siempre quise sacarte tu buen humor, que lo tienes aunque no lo saques nada mas que en privado.
- Pero calla, que es un secreto.
- Tranquilo, ¿cuando no te he guardado la cara, imbecil?
De poco importaba la complicidad de los dos, y la química, y el talento, y las ganas. El silencio es lo que mas importaba, el que tenían que obligarse a tener entre los dos. Por miedo a lo que había ahí fuera debían poner punto y final.
- Cada vez que alguien me recuerde lo gilipollas que es rendirse antes de empezar, me acordaré de todos tus sermones.
Y supongo, te echaré de menos.
- Supones, como siempre supones, pero nunca des nada por supuesto.
- Ponte esto, ¿Te acuerdas de esta canción?
- Claro, es Violent Femmes, Good Feelings.
- No había mejor despedida.

martes, 4 de octubre de 2011

Rutina.

Se acostumbró tanto a dormir acompañado,
que cuando se marchó , 
se olvidó hasta de soñar despierto.

lunes, 19 de septiembre de 2011

The two faces of twofaces



Valen mas mi silencios,
que lo que valen tus palabras.

¿Lo has entendido?

Valen mas mis silencios,
que lo que valen todas tus palabras.
------------------
Valen mas mis palabras,
que tus palabras.

Porque salen del corazón,
porque no permutan,
ni una de las palabras que confié,
que dije, que espero de tí.

Para la falta de ganas,
te falta talento.
Porque no eres nada,
ni serás nada.
Solo una falta de todo.

Nadie quiere tus palabras,
ni tus silencios,
ni escuchar tus llantos,
Ni a tí. Ni lo que eres. Ni lo que serás.
Ni vales nada, ni serás nada.

Soledad, y nada.
No hay felicidad ni compañía,
para los que pudren la del resto.
Ni debe, ni la tendrás.

Nadie quiere tus palabras,
ni tus disculpas,
ni tus mentiras.

Sobrevives del piropo del resto.
De tu constante, continua y cargante búsqueda de satisfacción de vanidad.

Valen mas mis silencios que tus palabras.
Porque nada vale, cuando no vale nada.

sábado, 17 de septiembre de 2011

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Te dejo una nota.


He dejado una nota grabada encima de tu cama, 
está escrita en verso impar y es tan inconcreta como tú. 
En ella te ofrezco las diecisiete cerraduras de mi mente, 
escondite de mis miedos, fantasías y anhelos. 

En ella relato las virtudes de tu poesía, 
de tus tacones recorriendo Gran Vía 
destilando polvo y espuma, 
plantando encinas y almendros, 
ciudades enteras, 
huracanes y lagos de polen, 
de las flores que enredé en tu pelo, 
y que ahora tras las despedidas, 
se han convertido en mariposas tropicales, 
de colores vivos y violentos. 

Se colorea en escalas cromáticas ambiguas, 
dónde predomina el granate de tus labios, 
reflejando la luz de las cortinas de tu cuarto, 
y proyectando el espejismo que fuimos, 
tan denso y sólido que mantiene mi sombra en tu almohada, 
esperando a que te des la vuelta, 
y la destroces en tu vía hacia el paraíso. 

Está firmada con un abrazo, 
corto y frío, quebradizo y suave, 
frágil y etéreo, gaseoso, fútil, 
como un copo de nieve, 
impertérrito como eres, 
liofilizado en mi mente, 
grabado a puñetazos sobre mi orgullo, 
desollando los nudillos de todo lo que soy, 
contra la pared de lo que eres tú. 

Y envuelta en unos ojeras de noches de insomnio, 
de noches que nunca son de noche, 
de camas revueltas y sábanas gastadas, 
del manual sobre la inmolación de mi carácter, 
agotado de segundas oportunidades, 
cansado de canciones bajo el agua, 
anestesiado y pútrido por las heridas de tus frases, 
hechas con las uñas afiladas de tus caricias, 
y con un significado en todo, 
tan cruel como bello, 
y solo tan épico y paciente 
 como jodidamente imprescindible.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Carta Abierta.



No busco drama en ninguna de mis palabras.
Ni notoriedad, aunque he de decir que mi vanidad es infinita.

Pero cada vez que mencionas que mi lealtad tiene dorso,
y allí está escrita la fecha de caducidad, mi fecha de caducidad.
(La tuya me importa menos)
Intento señalar y encontrar los motivos de tu enajenación temprana.

Y repaso los álbum de fotos de nuestras anécdotas,
y de nuestros pasados, buenos y malos.
Y no encuentro ni una sola razón por la que has decidido acusarme de interesado,
o de incierto futuro.

Y recuerdo que hemos vivido el mismo aire,
y el mismo espacio,
y tiempo.
Y aunque buscásemos vientos distintos,
nunca prometí en vano por nada,
con todos si lo hice.
Contigo no, tampoco lo hago ahora.

Y admito que di por hecho demasiadas cosas
que presioné, pelee, forcé (quizás),
y hasta en ocasiones cometí los mayores y estúpidos errores.

Que golpeé mi personalidad hasta hacerla maleable,
convirtiendo mi carácter jerárquico y suicida en un cachorro apaleado,
llorón y complacido. Y complaciente.
Pero aún así, no abandoné mi perspectiva y nunca nos fallamos.
Creo firmemente en ello, tanto como en tí.

No hubo prejuicios, ni estereotipos, ni cualquier tópico.
Ni nada (absolutamente nada) que parara mi interés por la menor de tus lágrimas,
o frenara mi orgullo por la mas pequeña de tus sonrisas.
Por eso no entiendo esa necesidad de poner la cuenta atrás.

Repito, no busco orgullo ni un drama.
Pero el tiempo al tiempo es sin máximos, ni mínimos.

Y eso, me lo has enseñado tú.

martes, 30 de agosto de 2011

Yo también quiero escribir sobre orgasmos.


¡Yo también quiero escribir sobre orgasmos!

Y sobre manos que me arrancan la ropa
y me hacen presa de la lujuria,
mis sucios y oscuros deseos,
y mi imaginación mas morbosa.

Toman mi cuerpo en la niebla de mi cuarto,
conociendo cada rincón de lo que quiero,
dándome todo lo que deseo,
infatigablemente hasta que yo no pueda mas,
hasta que tenga que pedir que :
-¡Por favor, para!

Pero no sé ser nada que no me salga de dentro,
e inevitablemente eso incluye a lo que escribo.
Puede que por cansancio, o por miedo al fracaso,
pero se me ha esfumado la ilusión, sin haber terminado de exprimirla.

Y para que vuelva,
quizá tenga que cambiar las sábanas.



martes, 23 de agosto de 2011

A propósito de tí y de tu cuerpo.




Me abrazaré a las casualidades para no preguntar,
ni cómo ni dónde
ni porqué.

Me embarcaré en la aventura de lo excitante,
del deseo de la química
de lo pasajero.

Abriré cada puerta que cruce de una patada,
y dibujaré y pintaré
mi nombre.

Para acordarme hasta dónde llegue de lejos,
dejándome llegar, pasar,
a pasos largos.

Sin correr.Sinceros.Honestos.
Decisivos, y de verdad.

Verdaderos.

Yo que sé, cómo siempre, tiempo al tiempo.

sábado, 20 de agosto de 2011

Ahora que acaba Agosto.


He estado escribiendo las historias mas fantásticas del mundo.
De amor, de sexo, de miedo y de personajes increíbles, cómicos.
He dejado volar mi imaginación.
Conocido a un equipo increíble y compartido, cómplice, sus risas.
Aprendido a escuchar las criticas.
A valorar el trabajo en equipo y las virtudes de cada compañero.
(o eso creo)
He disfrutado.
Me he excitado.
Me he corrido.
He creído ser Dios al ver las buenas criticas.
Humilde al ver las malas.
Sentido cada orgasmo., y cada experiencia.

Y sin embargo, a pesar de no haberte necesitado en todo este tiempo, me mata el no haberte tenido cerca para compartir todo esto.

Porque a pesar de todo te he echado de menos, sin querer hacerlo y sin poder evitarlo.

viernes, 19 de agosto de 2011

Escribiendo un guión tras otro



Aunque cerré la puerta a las nuevas historias,
los personajes principales me desbordan.
Me piden a gritos que los saque,
que les dé una frase o un trocito de guión que enganche.

Me dicen que no hay final sin último beso,
o al menos sin un continuará.
Sin escena final en el que el héroe sale victorioso,
arranca la cabeza del rival, y se lleva a la chica.

Yo les digo que todo eso son películas,
y que los verdaderos finales acaban y acaban,
o no acaban, pero no tienen fuegos artificiales,
ni festín de año nuevo ni nada de eso.

Pero siguen sin creerme,
sin saber muy bien entonces que hacen en mi cabeza.
"Por qué sigues pensando en nosotros,
por qué sigues llamándonos, si no hay banquete en tu historia."

Y la verdad es que pensaba en hacer una trilogía,
algo así como indie, pero con un final épico, autodestructivamente bello.
Con disparos a los fantasmas personales de los dos, y escenas subidas de tono.
Pero ultimamente mi mente solo piensa en radio creativa.
En historias que empiezan a las 22:00 y que acaban al llegar las 22:30,
(-y me excito haciéndolas y pensándolas-)

Y no digo que no las eche de menos,
o que no me apetezca que las contemos juntos,
pero no sé si quiero seguir escribiendo cuentos ,
que luego no sé ni cómo acaban,
ni cómo continúan.
y además, no se si debo.


miércoles, 3 de agosto de 2011

De la nada.

Recibió un adios repentino.

Un beso en los labios de otro.

Un silencio.

Un silencio grave.

Yermo y grave.

Roto por los llantos de los momentos de su ausencia que lo rodeaban.

Ausencia acompañada.

Acompañada de unos segundos.

De una mirada que lo apuñaló.

De una maleta repleta de mensajes incompletos.

De su casa vacía, y ahora desierta.

De un algo que los marcó para siempre.

De un algo que ahora era nada.

Pero que de haberles preguntado, habrían dicho que fue infinito.

Que lo fue.

Cómo lo era ahora.

Porque si bien nunca mas se volvieron a encontrar.

Aquello fue infinito.

Del infinito a la nada.

De la nada a nada más que infinito.

sábado, 30 de julio de 2011

Volvemos a escribir.



He perdido la noción de los días y la de sus nombres concretos.

Solo sé que es Julio, y que empieza a terminarse el verano.

Que el sol brilla alto todo el día.

Y que la noche, interminable y bruja, aplasta cada recuerdo tuyo.

Con su ruido de persianas, gentío y muelles.

Que no me dejan soñar despierto.



lunes, 20 de junio de 2011

AUDIORELATO : La mañana de los valientes.




Os dejo subida una locución pequeñita que hemos hecho mi amiga Natalia Pérez y yo.
Espero que os guste, además os dejo el texto :)

La ciudad resuena y despierta,
desde sus manos un montón de mariposas empiezan a abandonar la habitación.

La noche había sido muy larga,
y llegados al punto de amanecer juntos, lo lógico era dar los buenos días.

-(bostezo) Hola
- Mm, Buenos días.

Muchos dicen que lo mejor de una pelea,
es siempre el polvo de reconciliación.
Pero esta vez se habían quedado dormidos antes de que él puediera siquiera intentarlo.

Es temprano, muy temprano y los dos están cansados de hacer promesas.
Hay un silencio intenso. Él intenta arreglarlo.

- ¿Desayunamos?
- Si, estoy muerta de hambre.
- ¿Fuera?
- Será lo mejor.

Ella se viste con la ropa que tiene tirada por el cuarto, que cómo su cabeza, está hecho un lío.
Él con la ropa que llevaba anoche, cara de locos.

Bajan a la calle, y al primer paso se gira y la pregunta, titubeando, nervioso.

- ¿ Pueden un hombre y una mujer ser amigos?
- Creo que siempre lo fuimos.
- Digo a partir de ahora, he tenido todo, y ahora ... tengo la sensación de no tener nada y de no poder conformame con nada.
- De momento yo me conformaría con desayunar.
- Yo con que estés cuando te necesite.
- Siempre estuve cuando eso pasó.

Él sonrie, y mira para otro lado, le va a echar tanto de menos.

viernes, 17 de junio de 2011

Por siempre, y para siempre mi abuela.



Me despido de la mejor forma que sé.
Arancándome de dentro todo lo que tengo.
Yo, que soy sangre de tu sangre.
Tú que por siempre serás besos de mis besos.

Historia de mi propia España ,
abuela eterna, risa de niña pequeña.
Tan llena de recuerdos, tan increíblemente tú
El principio de todos al fin y al cabo.

Por siempre paseando junto al Puente Colgante,
por siempre luchando, desde siempre a nuestro lado.
Descansa abuela descansa,
que tu vida se vá, pero tu jamás pasas.
Descansa abuela, descansa.
Dale un beso al abuelo allá dónde vayas.


miércoles, 15 de junio de 2011

Jugando a ser mayor -Autoretrato III-


[Querido yo, es hora de hacer Autoterapia.]

No sé tirarme de cabeza en la piscina,
y supongo que es una metáfora de muchas cosas.
Quizás debería tener siempre mas puertas abiertas,
o dejar de calcular cada paso, o cada idea.
Me gusta creer que sigo aprendiendo.

Soy un cabezota y un presumido,
muchas veces pierdo la razón por las formas,
lo quiero todo ahora, trabajo mucho, pero lo quiero todo ahora.
Debería empezar a disfrutar también del camino hasta llegar allí,
en vez de añorar la meta, o ponerme fines.
Ser mas abierto, mas permeable.
Seguir aquello de : "Tú eres tu propio límite"

Al fin y al cabo tengo 20 años y hay muchas cosas que no han pasado,
no he vivido una guerra ni un funeral,
ni me han masturbado en un autobús público,
tampoco me he pegado con nadie -aunque creo que no lo haré-
No he viajado a Asia, ni a América,
ni comido bichos o flores, o vomitado por hartarme de beber.

No he visitado a ninguna prostituta, ni ninguna comisaria,
tampoco he saltado desde mas de 40 metros de altura.
No he cometido ni una sola falta grave en un examen oficial,
ni bailado desfasado en la pista del CUE.
Tampoco me he bañado desnudo en la piscina de alguna amiga.
No me gusta dormir solo, aunque tampoco he vivido solo.
Me encantaría sentirme abrazado todos los días.

A veces jugar a ser mayor es muy divertido
pero poco a poco te hace perder la perspectiva.



domingo, 12 de junio de 2011

Solo son dos días tontos.



Siento sin sentir, por inercia.
Me siento estéril y frío.
Me pierdo en mis vagos pensamientos.
Estoy sin estar anodino, gris, vacío.

Ocupo las horas mas putas.
Hablo con todos, salgo de casa, escribo.
Sigo pensando en el entonces.
No puedo pasarlo tan pronto.
Necesito tiempo, necesito olvido.


P.d: Hacía tiempo que no escribía desde el insomnio :)

Gracias por ser así.



Podría pasarme mil horas hablando de lo que me hacéis sentir.
Podría decir que os quiero, o que gracias a vostros he aprendido.
He aprendido casi todo lo que soy, y he aprendido casi todo lo que sé.
Para lo bueno y para lo malo estáis.
Creeís en mí, y confiáis en mi.
Sois todo.

Gracias, de verdad, por estar cuando os necesito.

sábado, 11 de junio de 2011

Mi cabeza es un avispero.



Mi cabeza es un avispero que no para de sonar,
está llena de costumbres y falsas ilusiones.
y no paran de chocarse unas con otras,
despertándome y alterándome el corazón.

Mi cabeza es un avispero que no para de sonar,
está llena de futuros inciertos y pequeños gestos,
de la sensación de no haber podido darlo todo
del eco de silencios y carcajadas, de besos, de abrazos.

Mi cabeza es un avispero que no para de sonar,
y que me pide paciencia y descanso,
y que no se olvide de las cosas importantes que pasaron,
que tan solo es una mala racha, y que los buenos momentos nunca se van a perder.

Mi cabeza es un avispero.

jueves, 9 de junio de 2011

Huele a mojado.




Esta tarde ha roto a llover,
y todo el mundo ha salido corriendo.
A buscar refugio bajo los portales,
a comprar paraguas a los chinos del metro,
a escapar del parque en el que estábamos.

Pero tú no te has ido,
te has parado en medio del jardín,
te has quitado tus sandalias de cuero,
has levantado los brazos y cerrado los ojos,
y respirando hondo, me has pedido que vaya.

- Ven y deja que la vida nos empape.

Y cómo no iba a ir con lo guapa que estás con el pelo mojado.

domingo, 5 de junio de 2011

El centro de la fiesta.


Prefiero ser un millón de veces un hedonista con intenciones,
que un mendigo de atención, tan mediocre cómo caprichoso.

Porque no es que me importe que intentes captar la atención cómo terapia,
ni que me moleste que te enfades cuando a nadie le interesan tus cosas.
Lo que me molesta es que te refugies en tu incrédula, vil y mordaz lengua,
en tu absurda -e innecesaria- habilidad para defecar halagos vanos.
En tu falsa piel de perdedor sin haber luchado, sin haber perdido.
En tu estampa y en tu imagen, que escondes detrás de tus defensas sin autocrítica.

¿Quieres atención? Gánatela.
¿Quieres que hablen de tí? Gánatelo.
¿Quieres una oportunidad? Gánatela.
¿Quieres ser alguien ? Lúchalo.

Pero deja de fustigarte el costado, que bastante apaleado lo tienes ya.
No engañas a nadie.


Intentando escribir Bossa.




Con ayuda de lo que he aprendido, y buen diccionario y buen traductor he intentado escribir en castellano y luego traducirlo a portugués, intentando escribir Bossanova.
Espero que os guste este experimento.
p.d: Sé que tiene mil fallos, pero por favor, ayudadme en vez de macharme... :)

Como é que a dança estúpida,
Espero que todas as noites como louco.
O sentimento de não ter perdido tempo
Veja-o na parte da manhã.

Que estúpido que ele exige,
e então começa a chorar inconsolável.
Eu encaro a minha última semana na terra,
com o risco de nunca mais ser diferente.

Eu vi como destruídos e cair drasticamente.
Se você quiser ir, tente linha por linha que eu escrevo.

O quão estúpido ele implora,
por ter tomado um risco errado.
Damn o seu jogo e sentir,
o que é sempre minha culpa, negligência

Como aquele estúpido fingir,
cada linha de seu passageiro lábios.
Lembre-se de seu corpo nu e gritar:
que foram alguns meses e agora faltan.

Eu vi como destruídos e cair drasticamente.
Se você quiser ir, tente linha por linha que eu escrevo.

Mas se esse tempo, você vem para decidir dormir junto comigo..
Cale a boca e me beija e parar de pedir para amanhã.

.....

Cómo aquel estúpido que baila,
espero cada noche con locura.
La sensación de no haber perdido el tiempo,
de volver a verte por la mañana.

Cómo aquel estúpido que exige,
y luego se echa a llorar desconsolado.
Afronto mi última semana en la tierra,
con el riesgo de nunca mas ser diferente.

Acabas de ver cómo me destruyo y caigo en picado.
Si te quieres ir, prueba verso a verso lo que escribo.

Cómo aquel estúpido que implora,
por haber corrido un riesgo equivocado.
Maldigo tu partida y siento,
que siempre es culpa mía el abandono

Cómo aquel estúpido que finge,
cada verso en tus labios pasajeros.
Recuerda tu cuerpo desnudo y grita,
que fueron pocos meses y ahora faltan.

Acabas de ver cómo me destruyo y caigo en picado.
Si te quieres ir, prueba versos a vero lo que escribo.

Pero si esta vez, decides volverte a dormir conmigo.
Cállate y bésame, y déja de preguntarte por mañana.


sábado, 4 de junio de 2011

Desnudo por la vida.


Renovarse o morir me dije hace unas semanas,
aprende a valorarte justa y objetivamente, con auto crítica.

Por eso he dejado mi ropa colgada del pomo de tu puerta,
y he empezado a caminar desnudo por la vida.

Disfrutando del viento que me acaricia la cara,
saboreando estos momentos que saben a chocolate blanco y arándanos.

Porque prefiero seguir caminando despacito pero sin pausa,
que querer vestirme de gala corriendo y deprisa.
...
Si las princesas necesitaban horas para vestirse,
para esta puesta de largo necesitaremos días.


miércoles, 1 de junio de 2011

También es un blog erótico.



.....
Timidamente sus labios empiezan a recorrer la comisura de los míos.
Sin perder el tiempo, sus manos empiezan a desabrocharme la camisa.
Mientras va quitando todos los botones. Uno. Otro. Otro.
Me susurra al oído las ganas que tiene.
.....
La aprieto contra mí, y empiezo a subirle la falda.
Con la otra mano, y torpemente la desabrocho el sujetador.
Noto su risa, entre nerviosa y decidida, me busca.
Se acaba de dar cuenta de que tengo cinturón. Resopla.
......
Ya sin ropa, me acaricia la espalda, y siento un escalofrio.
Poco a poco aumenta la intensidad, hasta que acaba arañándome.
Comparto su juego, y la muerdo el hombro, poco a poco no vaya asustarse.
Me empuja levemente, se da la vuelta y abre la puerta de su habitación.
.....
Me invita a entrar mientras ella se pierde en la oscuridad del cuarto.
La sigo torpemente, hemos bebido un poco, lo suficiente para no parar.
Me agarro al marco de la puerta, entro con valentía y orgullo.
Ella está tumbada en la cama esperándome, ha encendido velas.
.....
Años después se enamoran.
Se casan. Tienen hijos. Discuten. Vuelven. Son infieles.
Lloran la pérdida. Se vuelven a enamorar.
Pasan aún mas años. Vuelven a encontrarse y son amigos.
.....
Todo vuelve a ser como antes
Son inseparables. Se aman con locura.
Ella enferma una tarde. Él decide esperar un poco más.
Ella muere. Él está triste. Él enferma.
Finalmente pasa el tiempo.
y Él muere.
.....


La cotidiana historia de Emily Forest.




En la oficina mas recóndita, del barrio mas peligroso de Los Ángeles, escondida bajo unas gafas transparente de pasta y un descuidado peinado vivía la chica que jamás se pudo conocer.

Se llamaba Emily Forest y llevaba años buscandose a sí misma.

Acuciada por una necesidad insondable de conocer su futuro, vivía tras millones de libros de astrología y predicciones, las cuales apuntaba en una gran pizarra antigua, que probablemente había encontrado en el mercadillo de algun Colegio Mayor embargado.

Con la precisión del mejor relojero del mundo, Emily apuntaba con su rotulador cada fecha y resultado en un pequeño huequito de la pizarra. Comía solo una vez al día, y dormía apenas 4 horas. Su dieta se basaba en comidas prefabricadas de algún supermercado cercano, y su horario era cambiante, aunque siempre seguía la misma rutina.
Unas veces se despertaba a las 4 otras a las 6 y otras simplemente ni lo recordaba. Para ella el tiempo no era importante, tenía un motivo por el que vivir, encontrar un motivo.

Aunque Emily no siempre fué así, fué poco después de empezar la universidad, cuando derrepente tuvo que cambiar de ciudad, de amigos, su novio ,ahora ex, y se encontró desubicada por primera vez en su vida.

Ella siempre lo había medido todo, siempre fué una alumna excelente, era querida por todos, sus padres la adoraban, jamás llego tarde. Meditaba los comentarios, estudiaba las reacciones , acertaba los pronósticos. Se podía decir que nada era improvisado en su vida.
Quizás por eso intentaba buscar su futuro, porque no encontraba una razón en el presente que la hiciese continuar.

Pero a pesar de todos esos cambios y de ese giro en su vida. La razón por la que nunca volvió a ser la misma fue sin duda la muerte de su padre, Robert Forest. Profesor y premio nacional de física, para entonces ya retirado.
Cuando su padre murió, parte de los sueños de Emily se fueron con él.
Por primera vez había encontrado algo que no podía cambiar, que no podía obviar, que no entraba en sus planes, que se salía de toda lógica, algo que no había podido calcular.

El señor Forest falleció de cancer de esófago cuando ella tenía solo 14 años. Bebía. Bebía mucho. Era alcohólico. Su madre lo había estado ocultando durante años. Durante toda su vida. A él y a su hermano menor Phil. Por eso digo que cuando él murió, también murió su imagen para ella.
Su forma de ver la vida. Su modelo de futuro. Sus ganas de volar.
Emily era el cúmulo de muchas situaciones, buenas y malas.

Tragedias rutinarias para una vida rutinaria.
Justo lo que necesitaba para no sentirse tan,tan,tan... sola.

martes, 31 de mayo de 2011

Quisiera ser. Autoretrato II




Me gustaría no escribir esto
y simplemente haber adjuntado alguna letra
de alguna canción.

Me gustaría no sangrar cada palabra o cada idea,
dejar de ser vulnerable, aplastar la rabia,
ser invencible.

Echo de menos las mañanas de verano,
cuando no tenías nada en qué pensar y soñabas,
y todo era posible.

Las tardes azules tirados en la hierba, riéndonos.
La sensación de ser los dueños del mundo,
pudiendo cambiarlo todo.

Me hacen falta razones que no me quiebren,
y me hace falta humildad para llorar mis problemas,
para crecer cómo persona.

En el fondo soy lo que creo de mí, yo y mis convicciones.
En el fondo soy la imagen que espero de mí, un espejo.
En el fondo soy la persona que odiaría si conociese.
En el fondo soy mucho mas simple.
En el fondo debo empezar a tener los pies sobre la tierra.
En el fondo debo romperme cuando lo necesite.
En el fondo solo debo tomar el presente.
En el fondo necesitaba esta autocrítica.